131 razones por las qué invertir cambiará tu vida

Mi primera inversión la hice hace más de dos décadas cuando tenía 19 años. Antes nunca había invertido porque en casa me habían contado que invertir era una lotería en la que casi siempre perdías.

21 años después de mi primera inversión comparto una colección de razones por las que invertir ha cambiado mi vida y también puede cambiar la tuya.

Existen 7 categorías de razones.

  1. Aprender a invertir y su relación con las personas
  2. La disciplina de la inversión
  3. Superar errores y malas inversiones
  4. Progresar a través de inversiones rentables
  5. La energía necesaria para invertir con sentido
  6. Vivir con propósito gracias al poder de invertir bien
  7. El crecimiento personal que invertir me ha regalado

Algunas frases (creo que) son de cosecha propia pero la realidad es que muchas otras son consecuencia de libros que he leído y de gente que he conocido en el camino. No pretendo apropiarme en ningún caso de la creación de cada una de estas razones. 😉

Aprender a invertir y su relación con las personas

“Invertir tiempo con gente TOP significa decir que NO a gente buena”.

  1. Compartir tus errores de inversión te da credibilidad. No te rodees de gente que dice no haber cometido errores al invertir.
  2. Ayudar a los demás es un activo que se aprecia con el tiempo. Siempre. Nunca baja de valor.
  3. Tus ideas acabaran pareciéndose a las ideas de aquellos con los que inviertes tiempo.
  4. Saber discutir (escuchando) es un arte muy rentable.
  5. No estar de acuerdo con “la manada” es necesario, te hace crecer y además es entrenable.
  6. El centro del mundo no está en uno mismo.
  7. Escuchar siempre a los demás es imposible.
  8. La riqueza es una bendición (a veces).
  9. La riqueza es una tortura (a veces).
  10. Una buena pregunta lo cambia todo (para bien).
  11. Quien pregunta, domina una negociación (siempre).
  12. Callar es una forma muy efectiva de preguntar (nadie aguanta un silencio largo).
  13. Entender por qué algo es rentable (o no lo es) normalmente no es trivial y requiere de repetirse a uno mismo varias veces la misma pregunta (¿por qué?). En el cuarto ¿por qué? quizás puedas acercarte a la verdad.
  14. Construir tu red mentora inversora es la única forma de subir de nivel como inversor.
  15. En el mundo sobran dinero e ideas pero hay un déficit enorme de gente con capacidad de implementar con excelencia.
  16. El networking hay que construirlo siempre antes de que se necesite.
  17. El dinero al invertir se hace al comprar.
  18. Si no sabes vender (y venderte), probablemente tampoco sabrás comprar bien.
  19. Ser capaz de cambiar de opinión tiene mucho valor (los valientes tozudos son los que se ahogan en los temporales marítimos).
  20. Saber comunicar es una habilidad que multiplica tu potencial.
  21. Aprender a escribir te ayuda a negociar mejor. Aclara tus ideas.
  22. Aprender a hablar te ayuda a negociar mejor. Transmites tus ideas con más impacto.
  23. Hacer partners cuando inviertes es mucho más efectivo que hacer enemigos. Algunos queman la tierra allá por donde pasan. No les acostumbra a ir bien a largo plazo.
  24. Invertir tiempo con gente TOP significa decir que NO a gente buena.

Disciplina de la inversión

“El pelotazo es invertir cada día durante 20 años seguidos”.

  1. Aprender requiere de cambios y los cambios siempre duelen.
  2. Un poquito cada día lo cambia todo.
  3. La perfección te aleja de tu progreso.
  4. Sube tu nivel para que lo difícil te parezca menos difícil.
  5. Pide ayuda, busca mentores e invierte tiempo con ellos de forma disciplinada.
  6. No puedes ser el mejor en todos los tipos de inversión. El mejor inversor inmobiliario nunca es el mejor inversor en bolsa.
  7. Automatizar tus sistemas de inversión es la mejor disciplina.
  8. Las rutinas de inversión te regalan libertad.
  9. Si quieres crear activos digitales deja de hacer cursos y empieza a crear contenido profundo.
  10. Si quieres invertir en inmuebles deja de leer blogs (incluso éste) y empieza a buscar inversiones.
  11. Si quieres invertir en bolsa deja de hacer análisis técnicos e indéxate o aprende a leer cuentas de resultados y balances de empresas.
  12. No cenar prepara tu cuerpo para dormir mejor —> Invertir hoy te regala mañana mayor libertad.
  13. Beber alcohol hoy te hace perder el mañana —> No invertir hoy te limita tus posibilidades de mañana.
  14. El arrepentimiento de no actuar acostumbra a ser mucho mayor que el arrepentimiento de actuar y equivocarte.
  15. El pelotazo es invertir cada día durante 20 años seguidos.

Superar errores y malas inversiones

Aprende a olvidar aprendiendo la lección.

  1. El pasado no puedes modificarlo. Acéptalo.
  2. Tener un margen de seguridad (siempre) suaviza “la caída”.
  3. Perder dinero duele, sufrir por ello es opcional.
  4. Focalízate en lo que depende de ti: es una parte muy importante. Pero no lo es todo.
  5. No te machaques todo el día por un problema que olvidarás en unos días.
  6. El coste de errar será más bajo si aprendes la lección y será mucho más caro si no aprendes y vuelves a tropezar en la misma piedra.
  7. Las pérdidas son parte del proceso de aprender a invertir. Entender que el coste mayor de una pérdida es tu obsesión en ellas te ayudará a superarlas.
  8. Está bajo nuestro control mucho menos de lo que pensamos. Somos un microbio dentro del planeta Tierra y una célula de un microbio dentro del Universo.
  9. La inercia existe en el mundo de la inversión. Transformar una mala inversión en una buena inversión es muy difícil. En muchas ocasiones lo mejor es asumir el error de inversión.
  10. El ego es nuestro mayor enemigo. Nos impide deshacer inversiones erróneas y minimiza el coste de oportunidad.
  11. Aprende a olvidar aprendiendo la lección.
Si nunca has tenido errores al invertir muy probablemente aún no has invertido lo suficiente. Foto: Unsplash

Progresar a través de inversiones rentables

Progresar es un proceso, nunca es un evento.

  1. La pereza es el pecado original: convierte tu potencial en aburrimiento y además te impide actuar y progresar.
  2. Cuando tengas dudas, simplemente avanza un poquito. 
  3. Para tener éxito antes necesitas haberte comprometido con la inversión en cuestión. No existen éxitos relevantes sin compromisos previos.
  4. La inercia también existe al invertir… si en estos momentos no estás invirtiendo lo más probable es que en 5 semanas sigas sin estar invirtiendo… y que en 5 años sigas igual…
  5. Romper las inercias cuesta mucho… pero luego la inercia juega a tu favor.
  6. Si ahora estás invirtiendo con un buen método y con buenos resultados… lo más probable es que en 5 semanas sigas invirtiendo con un buen método… y en 5 años seguirás invirtiendo (y tu rentabilidad seguirá creciendo).
  7. Para romper una inercia y progresar pregúntate si lo que estás haciendo favorece al corto o al largo plazo (ya sabes la respuesta correcta).
  8. Lo más fácil cuando una inversión va mal es culpar a la mala suerte o a otro.
  9. Lo más útil cuando una inversión va mal es preguntarse a uno mismo: “¿Qué podría haber hecho de otra forma?.
  10. Cuando culpas a los demás de tus fracasos estás gastando una energía que ya no volverá y que no podrás usar.
  11. Sabrás que has progresado de verdad cuando los malos resultados te pongan a prueba.
  12. Soñar con riqueza es gratuito, tener un plan diario para conseguirla es lo único que te ayudará a acceder a ella.
  13. De un problema siempre existe una oportunidad… bla, bla, bla. Es un tópico pero entiendo que a estas alturas de la película ya lo has interiorizado, ¿verdad? Mis mejores inversiones inmobiliarias siempre han solucionado problemas de otros.
  14. Sentirse víctima trae consigo rentabilidades (muy) negativas.
  15. Justificarse siempre es mucho más fácil que afrontar la dura realidad.
  16. Si no actúas ahora nunca progresarás.
  17. Progresar es un proceso, nunca es un evento.

La energía necesaria para invertir con sentido

El interés compuesto aplica a las inversiones y a tu salud.

  1. La grandeza empieza después de dormir 8 horas seguidas.
  2. El deporte de alta intensidad rompe tus células para que se regeneren y crezcan más sanas.
  3. Comer bien y no fumar aumentan tu tiempo en el planeta Tierra y por tanto aumenta la rentabilidad de tus inversiones.
  4. Si no tienes tiempo haz deporte. Vivirás más años y así tendrás más tiempo para todo aquello que dices desear.
  5. Jugar potencia tu aprendizaje.
  6. Aprender un deporte difícil como el windsurf (por ejemplo) es la mejor medicina para el mindfulness. Cuando estás intentando no caerte en el mar se te van de la cabeza todas las tonterías que constantemente nos visitan.
  7. El ejercicio y las inversiones tienen algo en común. Un poquito cada día funciona mucho mejor que mucho sólo un día.
  8. Si no tienes salud, nada importa demasiado en realidad.
  9. El interés compuesto aplica a las inversiones y a tu salud.
Al igual que al hacer deporte, invertir debe aportarte energía (y no robártela). Foto: Unsplash

Vivir con propósito gracias al poder de invertir bien

Vivir con miedo es dividir tu vida entre un número de doble dígito.

  1. La vida es algo realmente improbable y constantemente olvidamos que es un regalo.
  2. La agenda que todos tenemos refleja nuestras prioridades.
  3. Hacer limpieza en la agenda es necesario para no olvidarnos de nuestras prioridades reales.
  4. Visualizar funciona. Visualizar no te lleva al destino pero te empuja hacia “Ítaca“.
  5. Si das más de lo que cuesta algo que produces tus probabilidades de ser rico, tarde o temprano, aumentan.
  6. La verdadera riqueza es poder reunir en una mesa a tus hijos (o tus seres queridos) cuando te apetece, sin prisas y rodeados de un amor incondicional.
  7. Los estoicos lo tienen muy claro: “memento mori” (no somos eternos, estamos de paso)
  8. Por lo anterior. Carpe diem.
  9. Por lo anterior. Reírme a carcajadas siempre vale la pena.
  10. Actuar con buena fe no es ser honesto. Ser honesto es tener sistemas para actuar con honestidad.
  11. Hay gente que da mucho malvivir a pesar de actuar con buena fe y afirmar que te quieren.
  12. Decir que NO a la mayor parte de potenciales inversiones te ayudará a usar la libertad que tus pocas y buenas inversiones te regalarán
  13. Si inviertes de forma constante perderás oportunidades que verás pasar delante de tus ojos. Alegrarte de aquellos que sí aprovecharon esa oportunidad te hará dormir mejor.
  14. Siempre habrá alguien cercano a ti 10 veces más rico (en patrimonio) que tú.
  15. La envidia es incompatible con la felicidad.
  16. Sentirse ocupado nos tranquiliza la mente aunque anula nuestro razonamiento y nuestras motivaciones.
  17. La pobreza tiene poco que ver con el dinero que tienes.
  18. Querer estar en todas partes es no estar en ningún lugar.
  19. Querer estar con todos es no estar con nadie.
  20. Pasarlo bien no es opcional.
  21. No construyas un jardín en tu casa para luego no oler los limones del limonero que has plantado.
  22. A veces la vida es injusta.
  23. Siempre es posible encontrar cosas que nos preocupan. 
  24. Ignorar las preocupaciones es un superpoder.
  25. Ignorar y gestionar las preocupaciones es un superpoder al cuadrado.
  26. De vez en cuando mira atrás en tu excursión vital para sentirte orgulloso y reponer fuerzas. No para martirizarte.
  27. El helado de vainilla gusta a todo el mundo. No aspires a ser un helado de vainilla. 
  28. Cada vez se vende más helado de vainilla. Por eso cada vez hay más gente vendiendo helado de vainilla.
  29. De vez en cuando ves por ahí un helado de pétalos de rosa con pasas de maracuyá y trozos de papaya mentolados.
  30. ¿Qué helado eliges ser?
  31. Deja de escuchar podcast todo el día. Necesitas un espacio diario para escucharte a ti mismo.
  32. Los sabios diferencian precio y valor de casi todo lo que importa.
  33. Pasea mirando los grafitis de la ciudad o escuchando el sonido de los pájaros del bosque. Pasea donde quieras. Pero pasea. 
  34. Vivir con miedo es dividir tu vida entre un número de doble dígito.

El crecimiento personal que invertir me ha regalado

El fin siempre debe ser el crecimiento personal y una vida “reflexionada y vivida a tu manera”

  1. Para invertir hay que ser valiente. Por ello, invertir te ayuda a desarrollar tu propio coraje.
  2. El coraje no significa no tener miedo. Significa poder actuar e invertir a pesar de tus miedos.
  3. Invertir es un juego de emociones. Jugarlo también te ayuda a dominar tus propias emociones.
  4. Invertir te regala perspectiva.
  5. El “big picture” de tus inversiones se ve a través de otros ojos expertos. Como individuos somos seres muy subjetivos.
  6.  Escuchar a otros que han estado allí antes que tú te ayuda a aumentar tu objetividad y a disminuir (solo un poco) tu alta subjetividad.
  7. Al invertir en inmuebles aprende a seleccionar inquilinos, al invertir en empresas aprende a leer balances y cuentas de pérdidas y ganancias, al invertir en bonos aprende lecciones de macroeconomía… invertir (bien) es aprender cada día.
  8. Al invertir trabajas para ti (y tu familia) y no para los demás. Invertir es tu propia empresa.
  9. Invertir te empuja a leer más.
  10. Leer cada día cambia tu vida.
  11. “Great leaders are great readers”.
  12. Cada década invertida aumenta tu conocimiento exponencialmente. Hace 10 años sabía 10 veces menos de inmuebles que hoy. De aquí 10 años (si aprendo cada día) sabré 10 veces más. El “conocimiento experiencial” es exponencial.
  13. Una mala inversión es una lección “brutal” de conocimiento.
  14. Nunca olvidas como te sientes después de una mala inversión.
  15. Al invertir aprendes que si ejecutas muy bien lo mismo que los demás puedes llegar a situarte en el TOP 30%.
  16. Al invertir durante décadas aprendes que si quieres estar en el TOP 1% debes actuar muy distinto a los demás.
  17. No somos nuestra mente. Repite conmigo: “No somos nuestra mente“. Obsérvate en tercera persona.
  18. Al invertir aprendes que muchos “NOes” solo son temporales. La perseverancia los transforma en “SÍes”.
  19. Al invertir con sentido aprendes que el dinero debe ser solo un medio.
  20. El dinero puede llegar o puede perderse. Tu crecimiento y tus aprendizajes siempre quedan contigo.
  21. El fin siempre debe ser el crecimiento personal y una vida “reflexionada y vivida a tu manera”. 

Esta lista de 131 razones ha sido inspirada por un post reciente de Conor Neill.

Y tú, ¿tienes claras tus razones para empezar o continuar invirtiendo cada día?

Me encantaría conocer tus razones. Si quieres compartirlas con la comunidad, no acabas de comprender alguna de mis razones o simplemente quieres que profundice más en alguna de ella pídemelo a través de los comentarios del artículo ⬇️.


Foto que encabeza el post: Si no creces, decreces (Unsplash)


Por cierto, he actualizado 2 de mis libros tanto en contenido como en continente. Descárgalos gratuitamente a través de los siguientes enlaces:

Alberto P.

Padre de familia numerosa con libertad financiera desde los 36

Ver todas las entradas de Alberto P. →

4 comentario en “131 razones por las qué invertir cambiará tu vida

  1. Como siempre , tus reflexiones están llenas de sentido.
    En esta ocasión me han llegado particularmente las reflexiones sobre la energía y el deporte.
    Supongo que no te acordaras…
    3 pisos alquilados y pagados al contado y en busqueda de un 4º ( y probablemente último piso).
    Todas esas inversiones se hicieron pensando en un futuro “para 2” ; en una libertad financiera”para 2″…
    Es más … había mantenido el primero de esos 3 pisos vacío y sin sacarle ningún tipo de rentabilidad por un periodo de más de 10 años.
    Solo cuando empece a plantearme el futuro más en serio con mi pareja , lo puse en alquiler y adquirí 2 pisos más también para alquilar.
    Nunca me había preocupado de obtener la famosa “libertad financiera” hasta ese momento…
    Hace unos meses , la persona que por aquel entonces era mi pareja me abandonó.
    No voy a entrar en cuales fueron exactamente las circunstancias… solo diré que fueron bastante bizarras y que me dejaron completamente devastado.
    Era verano… yo acudía todos los días a una piscina poco concurrida , a darme algún chapuzón y basicamente a llorar.
    Al cuarto día de la ruptura , cuando estaba dentro del agua me dije a mi mismo
    “¿Y si nado 4 largos?”
    Hay que decir que yo nunca había practicado deporte de forma mas o menos seria.
    Aquel día hice 4 largos…y me fui de bastante mejor humor a casa
    Al día siguiente hice 8.
    Al siguiente 10.
    Al final de aquel verano hacía 50 largos cada día.
    Y en cuanto llego el invierno comencé a acudir a una piscina climatizada.
    A día de hoy sigo nadando…
    Todas esas cosas de las que había oído hablar , acerca de las endorfinas y los beneficios del deporte no solo resultaron ser ciertas…
    A mi me nadar cambió la vida.
    Me permitió reconstruirme desde la nada ; en un momento en el que me planteaba que todos los planes que había hecho , todas las inversiones y los esfuerzos ya no tenían ningún sentido…
    Poco a poco todo empezó a recolocarse de nuevo ; mis 45 minutos de natación diaria son “MI MOMENTO”.
    Salgo de la piscina todos los días con la mente despejada y con un animo positivo que me permite afrontar de mejor humor el resto del día.
    Si , “No somos nuestra mente” , pero a veces hacer callar a nuestra mente cuesta muchísimo ( 50 o 60 largos en una piscina)
    No estoy curado del todo ( ya me gustaría , ya ) pero hago progresos cada día , y he vuelto a recuperar la ilusión por mis inversiones.
    (Ese 4º piso esta cada vez mas cerca ; cuestión de meses )
    Siempre digo que lo único bueno que salió de aquella relación tóxica,fué esa libertad financiera , que ahora disfrutaré solo (o no ¿Quien sabe? )

    1. Suso,
      Tu historia me ha emocionado. Muchísimas gracias por compartirla.
      Nuestra mente a veces nos ayuda y a veces nos machaca.
      Aprender a “dominarla un poquito” es un ejercicio que nos lleva una vida entera.

      Te veo nadando. Y me relajo.

      Gracias de nuevo por compartir tu historia.
      Y a por tu 4o piso! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.