Invirtiendo a largo plazo

Haciendo un cálculo rápido, creo que he leído más de mil libros en mi vida.

Lástima que no hace tantos años que tengo la costumbre de “evocar” después de leer para consolidar mis aprendizajes y dejar por escrito mis opiniones.

Me gustaría tanto poder leer mis propios resúmenes de las lecturas de hace 15 o 20 años para entender lo que me pareció el primer libro de Paul Auster o simplemente para poderme trasladar a la infancia y recordar mis aprendizajes y los impactos que La historia interminable o Momo produjeron en mí.

Cómo ya escribí en mi canal de Telegram la evocación es muy importante para reforzar proactivamente el aprendizaje que un buen libro nos brinda. Como cuando en el colegio nos hacíamos un esquema antes de un examen. O cuando nos estrujábamos los sesos en el propio examen buscando esa respuesta que teníamos en la punta de la lengua pero no acabábamos de encontrar.

Ese esfuerzo extra que realizamos al evocar es el que hace que aprendamos realmente.

De todas formas tengo bastante notas de los libros que voy leyendo desde hace un tiempo y por ello me preguntaba si realmente serían de interés para la comunidad.

En el artículo de hoy os compartiré mis notas y opiniones acerca de un muy buen libro de inversión: Invirtiendo a largo plazo de Paramés.

También he publicado en el blog otros resúmenes (de momento sólo es posible acceder a ellos clicando a través de los enlaces que te adjunto pues están ocultos de la “Home” de Inversor Directivo) de mis lecturas recientes que te adjunto por si te apetece leerlos:

Cuando tengo dudas y me pregunto algo, la comunidad siempre me acostumbra a regalar mucha luz.

Así que la pregunta que os hago en este artículo es la siguiente:

¿Os parecen interesantes este tipo de resúmenes y notas que hago de mis libros para que las comparta con vosotros?

Si es así y queréis que comparta más resúmenes de libros me encantaría que me lo confirmaras en los comentarios de este artículo.

Al final como siempre de lo que se trata es de divulgar contenido de calidad y por ello respeto mucho todas vuestras opiniones.

Gracias de antemano por darme tu opinión sincera (sea la que sea).

¡Empezamos con mi ejercicio de evocación del libro del señor Paramés!

Allá vamos.

Había una vez un señor muy rico, con mucho conocimiento y con mucho prestigio que se tomó un par de años sabáticos (porqué así lo establecía un contrato de no competencia que había firmado) y durante ese periodo de descanso escribió un libro que te animo a que lees porque realmente vale la pena.

El libro se llama…

…Invirtiendo a Largo Plazo de Francisco García Paramés

Nota: 9/10

Cómpralo en Amazon


🧔 Mi opinión

A ver. Seamos honestos. Un señor que gana millones al año. Que lo ha hecho trabajando para otros y ahora lo hace con su propia gestora. Antes de nada solo se me ocurre una palabra: respect.

Dicho esto, los resultados de COBAS desde su fundación (su gestora) son malos. Esta es la realidad. Se ha equivocado en algunas decisiones importantes. Y en sus inversiones no ha seguido algunos consejos que él mismo da en su propio libro (un clásico). Pero éste no es el objetivo del análisis del libro ya que sin duda el libro que ha escrito aporta mucho valor.

El libro es muy bueno porque Paramés habla con transparencia e incluso admite las limitaciones de los fondos de gestión activa.

Para mí es uno de los mejores libros de inversión que he leído. Muy completo y muy honesto. Bravo.

🚀 las 10 mejores frases del libro en mi opinión

  1. Hasta en los momentos en los que estamos más seguros de nuestras tesis nos podemos equivocar, por lo que es imprescindible diversificar nuestras inversiones.
  2. Las acciones son el mejor activo para conservar el patrimonio cuando el sistema financiero estalla, por lo que con paciencia y tranquilidad recogeremos los frutos a medio plazo.
  3. Mantener un break-even, punto muerto o umbral de beneficios bajo, tanto profesional como personal, es el rasgo esencial para sobrevivir con independencia y fortaleza.
  4. Lo normal es que el inversor medio esté más cómodo invirtiendo en un inmueble que en acciones.
  5. La realidad es que el ahorro se convierte para muchas personas en un problema —afortunado— que hay que resolver. Y las preguntas clave que nos hacemos son: ¿qué hacer con él?, ¿cómo conservarlo?, ¿cómo aumentarlo?, ¿podré jubilarme?
  6. La conclusión es evidente: el grueso de nuestros ahorros debe estar invertido a largo plazo y en acciones. Únicamente mantendremos posiciones en activos monetarios para cubrir necesidades puntuales de tesorería.
  7. Invirtiendo en un índice o en un fondo indexado podemos limitar los posibles errores en la selección específica de valores.
  8. Hay que insistir en que el principal activo es uno mismo, por lo que debe ser nuestro objetivo prioritario mejorar.
  9. Invertir en acciones no es fácil. Hay que comprar lo que nadie quiere y hay que vender lo que todo el mundo intenta comprar.
  10. Nuestras emociones son el principal inconveniente para obtener buenos resultados en nuestras inversiones. Por ello, hay que dedicarle el tiempo necesario al conocimiento de nuestras debilidades. De lo contrario, no merece la pena invertir, ya que los resultados serán mediocres.

Y mi fase preferida del libro:

La paciencia es, sin ninguna duda, el mejor arma del que dispone un inversor, por encima de la inteligencia y de otras capacidades.

🧠 Pensamientos acerca del libro

Sigo a Paramés desde el año 2003 cuando invertí por primera vez en Bestinver. La verdad es que los resultados que consiguió en Bestinver fueron extraordinarios.

De todas formas, una vez me fui formando claramente entendí que en general los fondos de gestión activa acostumbran a comportarse peor que los de gestión pasiva (simplemente por las comisiones y por los errores de elección de los gestores).

Por ello decidí aparcar prácticamente todas mis inversiones en fondos de inversión activas.

Creo que Paramés ha sido valiente al escribir este libro. Y también ha sido generoso con su tiempo. Porque no es un libro superficial. Es un libro donde hay mucho conocimiento explicado de forma relativamente sencilla.

🔍 ¿Cómo lo descubrí?

Me lancé a comprarlo en el momento de su lanzamiento. Lo estuve esperando durante mucho tiempo una vez supe que Paramés estaba escribiendo su primer libro.

🥰 ¿Quién debería leerlo?

Aquellos inversores con humildad y ganas de aprender. Y sobretodo, aquellos lectores que sepan diferenciar que por el hecho de que el libro sea bueno no significa que deban invertir en un fondo de gestión activa como COBAS.

☘️ ¿Cuál ha sido el impacto del libro en mí?

Me ha sorprendido la visión de un hombre que gana muchos millones al año. Su forma austera de vivir y también cómo lidia con las críticas. Creo que tener convicciones fuertes (con sentido) es un gran poder.

Resumen de “Invirtiendo a Largo Plazo”

Sobre el aprendizaje

A los veinte años, el aprendizaje no es tan esencial como lo es la enseñanza continua —y preferiblemente autodidacta— a lo largo del tiempo.

Es interesante que durante tres o cuatro años buenos profesores nos marquen el camino, pero lo decisivo es que se encienda en nosotros una chispa de interés en un momento dado que nos descubra un camino atractivo e ilimitado. Puede que algunas grandes universidades faciliten esto, pero no estoy seguro de que así sea.

Estaba claro que, como siempre habían comentado los clásicos, comprar con las malas noticias era la forma adecuada de sacar partido de la «incertidumbre».

Hasta en los momentos en que estamos más seguros de nuestras tesis nos podemos equivocar, por lo que es imprescindible diversificar nuestras inversiones.

Vivimos en la incertidumbre permanente y así continuaremos viviendo hasta que la única certidumbre que existe nos llegue.

Sobre la inversión en acciones

A partir de un PER 15 lo que puede obtener es un 6 por ciento anual, que es el crecimiento de la economía más la inflación. Más no.

El trading de la iliquidez (estar preparado para comprar una acción que tiene poco volumen de contratación y esperar pacientemente a que el mercado la valore correctamente), es uno de los más sencillos y seguros que existen.

Las acciones son el mejor activo para conservar el patrimonio cuando el sistema financiero estalla, por lo que con paciencia y tranquilidad recogeremos los frutos a medio plazo.

Es mejor opción la calidad, aunque haya que pagar un poco más por ella.

Sobre la inversión en inmuebles

Una inversión inmobiliaria se puede apoyar en una hipoteca que suponga un 50 por ciento del valor del activo, como máximo.

Lo normal es que el inversor medio (que no haya leído este libro o el de Jeremy Siegel) esté más cómodo invirtiendo en un inmueble.

Sobre como vivir nuestra vida

Mantener un break-even, punto muerto o umbral de beneficios bajo, tanto profesional como personal, es el rasgo esencial para sobrevivir con independencia y fortaleza.

Sinceramente debe haber coherencia entre la forma de invertir y la forma de vivir.

Invertir es intentar predecir el comportamiento de consumidores, empresarios, trabajadores, políticos y todo aquel que está a nuestro alrededor.

El exceso de peso que damos al presente y las inconsistencias en las elecciones. Behavorial finance [finanzas del comportamiento].

La creación artificial de crédito con intereses bajos es el principal causante de unos auges económicos desmesurados que inevitablemente desembocan en duras recesiones, donde se ajustan con rigor los excesos cometidos.

Sobre macroeconomía

La escuela neoclásica es la corriente dominante de pensamiento económico de nuestro tiempo, a pesar de haberse mostrado incapaz de ayudarnos a encauzar sin sobresaltos nuestra vida en común.

Después de analizar con detenimiento el tipo de crecimiento que experimenta un país o un grupo de países, lo decisivo es establecer si dicho crecimiento es sólido o inestable, según esté basado en el ahorro y la productividad o en el crédito y la rapiña.

El escenario más probable en una economía con intervención estatal será una inflación alta, pues el Gobierno es juez y parte y naturalmente.

Conviene estar preparado invirtiendo en activos reales: acciones públicas o privadas, casas o materias primas. Siempre.

La falta de una moneda respaldada por el oro o algo similar independiente de una decisión política, implica que ésta se depreciará permanentemente frente a los activos reales. Siempre ha ocurrido así y siempre ocurrirá. La presión de los gobiernos para depreciar la moneda es permanente.

Aplicación del punto anterior: Invertir, de nuevo, y exclusivamente, en activos reales, salvo por necesidades puntuales de liquidez. Siempre, insistimos.

El crecimiento económico global en los últimos cien años ha sido del 3 por ciento anual.

Sobre el ahorro

Para hacerlo, entiendo que es oportuno empezar destacando la importancia decisiva del ahorro. No en vano, el ahorro es la clave de la inversión y la fuente esencial de la riqueza futura. Sin ahorro no hay inversión sana ni bienestar general.

La realidad es que el ahorro se convierte para muchas personas en un problema —afortunado— que hay que resolver. Y las preguntas clave que nos hacemos son: ¿qué hacer con él?, ¿cómo conservarlo?, ¿cómo aumentarlo?, ¿podré jubilarme?

Podemos afirmar tranquilamente que a largo plazo se obtiene una mejor rentabilidad y aumenta más el poder adquisitivo de nuestros ahorros siendo propietario de una cartera diversificada de acciones que en cualquier otra alternativa de inversión, y específicamente frente a los activos monetarios.

Mantener el poder adquisitivo del ahorro en los momentos más dramáticos es clave para un inversor. Por esta razón estoy dispuesto a sacrificar algo de rentabilidad a cambio de la certeza de mantener ese poder adquisitivo a largo plazo.

Para todo inversor a largo plazo, las acciones no sólo le permiten obtener mayor rentabilidad, sino que lo hace asumiendo menos volatilidad.

Debemos invertir nuestros ahorros con aquellos que tienen una visión o un horizonte temporal similar al nuestro. Esto es lo único sensato.

La conclusión es evidente: el grueso de nuestros ahorros debe estar invertido a largo plazo y en acciones. Únicamente mantendremos posiciones en activos monetarios para cubrir necesidades puntuales de tesorería.

Debemos alejarnos de activos monetarios influenciables por una clase política que inexorablemente tiene una visión miope, a corto plazo.

Además, que el fondo (la inversión en renta variable) tiene una ventaja adicional: no requiere cuidados adicionales, no pide tiempo. Este factor hay que incluirlo en la rentabilidad adicional.

Sobre la inversión activa vs la inversión pasiva

Invirtiendo en un índice o en un fondo indexado podemos limitar los posibles errores en la selección específica de valores.

La tiranía del mercado es la de todos nosotros tomando decisiones mucho más pensadas que el sentido de nuestro voto.

Siempre podremos encontrar alguna acción con esas características, y no tiene sentido la excusa de que en una crisis caerá su precio, ya que, primero, esas crisis son siempre temporales y nuestro horizonte debe ser a largo plazo, y segundo, debemos invertir con aquellas disponibilidades no necesarias.

Si no gestionara fondos, mi segunda alternativa serían fondos de inversión fundamental (semipasivos: veremos en el siguiente capítulo de qué se tratan) o fondos de acciones gestionados por personas en las que confío. Por último, consideraría otro tipo de activos reales: inmuebles, materias primas o proyectos empresariales. Pero éstos tienen menor interés para mí porque: o bien son activos muy replicables, sin poder para establecer su propio precio (inmuebles y materias primas); o son en verdad muy arriesgados (proyectos empresariales).

El mercado normalmente cotiza entre PER 10 y 20, con una media histórica de 15. Si nos encontramos con un mercado que cotiza alrededor de PER 20 conviene tener liquidez. Esto provoca que el inversor no haya estado dispuesto a pagar por encima de PER 15 durante periodos prolongados.

La gestión pasiva es, en definitiva, la adecuada para los inversores que están convencidos de que hay que invertir en un tipo de activo determinado (hay también para bonos y otros activos) y son conscientes de la dificultad que supone batir al mercado con costes moderados.

Sobre la formación y nuestro “primer activo”

Hay que insistir en que el principal activo es uno mismo, por lo que debe ser nuestro objetivo prioritario mejorar.

Peter Lynch decía que nuestra primera inversión debe ser en una casa, nuestra casa, y esto puede tener todo el sentido si se forma una familia.

Podemos concluir que las casas son parecidas al oro: nos evitan lo peor, pero añaden poco más frente a las acciones.

Los inversores están cansados de pagar altas comisiones por productos de poco valor añadido.

Los gestores del hedge fund AQR, demostrando que la combinación de valor y momento es la ideal. Muchas mejoran los índices de manera importante, entre un 5 y 10 por ciento anualmente.

Con este tipo de estrategias semipasivas o fundamentales se consigue, al igual que con las pasivas, ahorrar costes de gestión, pero también minimizar los factores de personalidad que nos pueden impedir tomar las decisiones correctas.

Cuanto más automática sea la decisión, más fácil resultará.Merece la pena destacar Dimensional Funds, que trabajando directamente con académicos, especialmente con Fama y French, plantea estrategias que pueden obtener una rentabilidad por encima del mercado. No sólo han desarrollado estrategias de valor, aquí comentadas, sino también de otro tipo. También AQR invierte con estos criterios. Otra de las gestoras especializadas es Wisdom Tree, aunque también las grandes, Blackrock, etcétera, tienen oferta.

Si además encontramos estrategias semipasivas con resultados probados, que baten a esos mismos índices, ¿para qué necesitamos un gestor activo? Hay que reconocer que lo necesitamos poco. Si no conocemos a alguno que nos inspire confianza por su manera de trabajar o por sus resultados, es evidente que hay que mantenerse dentro de la gestión pasiva o semipasiva.

Invertir en acciones no es fácil. Hay que comprar lo que nadie quiere y hay que vender lo que todo el mundo intenta comprar.

Sobre el asset allocation y los impuestos

Si el capital es alto, no es necesario disponer de liquidez, pues incluso una caída fuerte de los mercados no hace cambiar la forma de vida.

Si no es muy alto (el capital) conviene excepcionalmente mantener una parte de los ahorros en renta fija, para reducir la volatilidad a corto plazo de los flujos necesarios para nuestro día a día.

Lo que las llamadas «finanzas emocionales» nos enseñan es que necesitamos ayuda para mitigar la ansiedad que siempre provoca la inversión.

El principal problema de la inversión directa son los impuestos. Invertir directamente en acciones es más gravoso para un inversor particular que invertir en un fondo.

Elegir entre ellas no es una tarea fácil y la mejor decisión será posiblemente una combinación de todas: índices, pasivos o fundamentales, algunos gestores activos que nos gusten y algunas acciones para mantenernos «alertas».

Cuando se invierte directamente en acciones hay que diversificar la cartera en un número mínimo de valores. La cifra exacta no es lo esencial, aunque podemos considerar 5-6 valores como un mínimo imprescindible. A partir de ahí, la cantidad dependerá del conocimiento que se vaya adquiriendo de las compañías, pero sin necesidad de sobrepasar un número razonable, entre 15 y 25 valores, por ejemplo.

Como decía alguien, lo primero es el retorno del capital y lo segundo el retorno sobre el capital. Buffett también comenta que la primera regla de la inversión es no perder dinero, y la segunda y la tercera son la misma: no perder dinero.

Sobre libros y revistas formativas

Fisher fue otro exitoso inversor a largo plazo, que escribió al menos otro par de libros estupendos: Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios y Conservative investors sleep well.

Greenblatt, El pequeño libro que aún vence al mercado, en una librería de Nueva York en diciembre de 2008, accidentalmente, sin buscarlo y casi sin quererlo.

Entre los económicos extranjeros siempre he mantenido el FT por ser europeo, aunque me parece que la sección editorial y de opinión del The Wall Street Journal es mejor, por ser menos intervencionista.

La columna «Lex» del FT es, en cualquier caso, imprescindible, porque analiza brevemente algunas compañías, y lo hace con suficiente profundidad como para aportar valor.

Los semanarios que considero imprescindibles son Barron’s y The Economist, y otra publicación que merece la pena es el Value Investor Insight.

Sobre los buenos o los malos negocios

También ha afirmado con frecuencia que un buen gestor se estrellará siempre contra un mal negocio. El mal negocio mantendrá su reputación, ha aclarado con humor, y el buen gestor la perderá.

Un ROCE medio (el de las compañías que la componían) superior al 40 por ciento, con un flujo de caja libre superior al 10 por ciento de rentabilidad. Unos buenos negocios a un precio atractivo.

Sobre la paciencia

La paciencia es, sin ninguna duda, el mejor arma del que dispone un inversor, por encima de la inteligencia y de otras capacidades.

Insisto: la paciencia es el único atributo imprescindible para invertir con acierto. El inversor paciente y mínimamente informado ha encontrado la piedra filosofal: el Dorado.

Sobre la estrategia de Paramés al invertir

Creo que nunca hemos empezado a comprar una acción por encima de 15x beneficios.

Esta media es 15, que equivale a una «rentabilidad de los beneficios» del 6,6 por ciento (1×100/15), que coincide con la rentabilidad real de las acciones a largo plazo.

La deuda mejora la rentabilidad sobre el capital, pero el aumento de volatilidad derivado del pago de los intereses puede llegar a ser imposible de asumir.

Cuando encontramos una compañía infravalorada que recompra sus acciones, estamos ante el único catalizador controlable por la empresa y sus accionistas.

Algunos gestores dicen que hay que ayudarse de la almohada para tomar decisiones. Estoy de acuerdo. Dejar pasar al menos un día ayuda a evitar precipitaciones innecesarias.

Sobre las pérdidas

¿Por qué seguimos pensando que la renta fija es más segura que la renta variable a pesar de las múltiples evidencias de lo contrario?

Subestimamos sistemáticamente nuestras necesidades futuras y los medios para atenderlas.

Los inversores tenemos aversión a las pérdidas, valorando exageradamente no perder, y, además, con miopía: especial aversión a las pérdidas a corto plazo.

Las pérdidas nos causan mayor dolor que la alegría que nos producen beneficios de cuantía similar.

Si miramos menos los resultados estaremos menos expuestos a situaciones de pérdidas, y tendremos mayor tolerancia a la volatilidad.

Los inversores o clientes que mejor viven su experiencia como inversores son aquellos que después de tomada su decisión razonada de inversión, no la siguen habitualmente.

Sobre los peligros del inversor aficionado

El peligro más claro para el inversor aficionado que se deja llevar por las ganancias que se obtienen en un mercado alcista. Se confunde ese mercado alcista con capacidad o habilidad de inversión, lo que conduce a incrementar exageradamente el riesgo de nuestras inversiones. No se puede negar que los no profesionales pueden tener éxito invirtiendo, pero conviene tener cuidado con la confusión creada por los mercados con viento a favor.

Tenemos que luchar para no salirnos de nuestro pequeño círculo de competencia, como dice Buffett. Es pequeño, y tenemos que ser conscientes de esa pequeñez.

Ruido, por ejemplo, es el 90 por ciento de la información que recibimos diariamente de los medios de comunicación.

Antes de tomar la decisión final de inversión analizar qué aportamos frente a los demás. Normalmente no será más inteligencia, será un mejor conocimiento de uno mismo, traducido en virtudes como la paciencia y, en general, la fortaleza emocional.

Sobre el inversor ideal

Nuestras emociones son el principal inconveniente para obtener buenos resultados en nuestras inversiones. Por ello, hay que dedicarle el tiempo necesario al conocimiento de nuestras debilidades. De lo contrario, no merece la pena invertir, ya que los resultados serán mediocres.

El inversor ideal: una persona paciente, que invierte a largo plazo, disfrutando del camino y no tanto del resultado, que no se deja llevar por las emociones, con convicciones pero con ganas de aprender.

Mantener la calma cuando todos se agobian.

Ser avaricioso cuando los demás son miedosos y miedosos cuando son avariciosos y sobre todo, ser pacientes.


Si quieres que comparta más resúmenes de libros interesante me encantaría que me lo confirmaras en los comentarios de este artículo.

 Si te ha gustado el artículo recuerda suscribirte a Inversor Directivo para no perderte los siguientes o únete al canal de Telegram (mi medio más íntimo y personal).


Foto que encabeza el post: El largo plazo acaba llegando (tarde o temprano)

26 comentario en “Invirtiendo a largo plazo

  1. Muchísimas gracias A.
    Sin duda la evocación que aquí nos das del libro me ha parecido estratosférica!
    Quisiera aprender más sobre evocar..
    Lo realizas durante la lectura? A mano? Sobre el libro?
    Toda ayuda te doy las gracias anticipadas
    Abrazo

    1. Hola Jua!
      Gracias por tu comentario.

      Los subrayados del Kindle sin duda me ayudan muchísimo!
      Y acerca del ejercicio de evocación lo intento hacer siempre unas semanas (o incluso) meses después de leer el libro. Es más difícil pero creo que sirve más (no sé si hay evidencia científica al respecto de este último punto, es pura intuición).

      Saludos!

  2. Enhorabuena una vez más por tu gran labor.
    Me gustaría conocer tu opinión sobre las hipotecas variables y fijas. He cerrado una operación a 85k y esta vez quiero financiar parte de ella aunque podría pagarle entera. ( La primera vivienda si que la pague a tocateja tal vez debido a mi poca educación financiera). Mi idea es seguir invirtiendo poco a poco en más inmuebles por eso considero la opción de apalancarme con el banco. Mis ingresos son bastante constantes y buenos. Que me aconsejarias?

    Muchas gracias una vez más!

    1. Hola Rafael

      Fijo hay menos sorpresas pero los primeros años (seguro que pagas más).
      Hay una opción interesante si tienes liquidez que sería contratar interés variable para aprovechar el bajo coste y amortizar si suben mucho los tipos en el futuro.
      Para escalar a muchas viviendas fijo te da más tranquilidad de evitar sorpresas importantes en los flujos de caja (pero quizás acabas pagando más claro).

      Espero te sirva!
      Saludos!

  3. Hola Alberto!, en mi opinión para este tipo de artículos, intentaría resumirlo un poco más. Creo que es una buena idea, yo de hecho busco muchas veces resúmenes de libros por YouTube, antes de comprarlos (o no). Como crítica constructiva, me ha resultado un poco largo al leerlo, tal vez porque nos tienes mal acostumbrados a engancharnos con una historia muy bien contada, y expresada de forma magistral de principio a fin, que mantiene el interés desde la primera letra hasta los comentarios. En este caso ya había visto tu plantilla para evocar y me la he adaptado para usarla yo también en mis lecturas, pero creo que para estos casos se puede decir y aportar el mismo valor, en menos texto. Un abrazo!!

    1. Gracias Damian!
      Como siempre un placer leerte por aquí y darnos tu opinión.

      Y tomo nota de tu comentario!

      Un saludo!

  4. Hola Alberto, muchas gracias por el artículo.
    Me ha gustado mucho y la longitud del texto para mi está perfecto.
    Un saludo!

  5. Me ha parecido muy interesante el resumen del libro de G Paramés. Había leído opiniones negativas sobre el libro. Quizás es que esté mejor el resumen que el libro, en sí.
    Gracias por tu trabajo.

    1. Gracias Manuel!
      Opiniones hay de todos los gustos siempre… lo importante es la tuya! 😉

      Saludos!

  6. Buenas tardes
    Felicidades por el blog
    En cuanto al libro me parece muy normal no es una crítica
    El artículo,esta vez ,algo extenso ,interesante eso si ,como siempre
    S2

    1. Gracias Alberto!
      Lo tomo en cuenta respecto la longitud. No eres el único que me lo ha dicho! 😉
      Saludos!

  7. Buenas tardes,

    Un resumen muy bien elaborado. Ya tengo anotado el libro para leerlo pronto. Si te apetece compartirlo, estaré encantado de leer más resúmenes de tus libros favoritos. Gracias.

    Albert.

  8. Hola Alberto
    Muchas gracias por el trabajo que haces y por las píldoras de conocimiento que nos suministras con cada publicación tanto en el blog, telegram, twitter… sin lugar a dudas los que te seguimos desde hace ya algún tiempo podemos cuanto menos estar agradecidos porque contigo no sólo estamos creciendo como inversores, como profesionales y hasta en el desarrollo de nuestro yo interior como personas.
    El resumen es fantástico, tu metodología de análisis es muy buena y completa ( a parte ya he leido alguna de tus recomendaciones y casi siempre das en el clavo, en la esencia … )
    Me sabe mal porque nosotros nos “aprovechamos” de tu forma de trabajo sin ofrecerte nada a cambio pero bueno lo único que podemos es darte las gracias.
    Por favor sigue ofreciéndonos tan buen contenido, estaremos atentos para seguir leyéndote.

    Saludos

    1. Gracias Fernando!

      Tu comentario es una gran moneda de cambio! 😉

      Me alegro que te aporte,

      Saludos!

  9. Hola Alberto, he descubierto tu web hace poco y me encanta como escribes sobre estos asuntos. Agradezco y animo a que continúes en ello. Deseo seguir leyendo aunque haya cuestiones que no acabe de comprender puesto que no tengo una gran formación académica.
    Gracias.

    1. Muchas gracias Pedro por tu comentario!

      Aprender es una gran forma de cuidar la salud de tu cerebro 😉

  10. Otra vez más y ya son muchas, gracias.

    Gracias por enseñarnos la técnica de la evocación, la cual ya la he incorporado a mi repertorio y así no sólo interiorizar sino también sintetizar lo que voy leyendo.

    Recientemente he realizado la técnica con el libro que acabo de terminarme y me ha ocurrido un poco lo que a ti, que he subrayado demasiado y no he sintetizado tanto como me hubiese gustado. Seguiré trabajando en ello. Sobre este resumen, creo que tanto el contenido es brillante pero si hubiese sido un poco menos extenso, lo haría aún más brillante en mi opinión. Como se suele decir, lo bueno si breve, dos veces bueno.

    Abrazo grande Alberto

    Vicente,

    1. Querido Vicente!

      Qué ilusión verte por aquí!
      Me alegro que te aporte evocar. Evocar es realmente potente. Y como todo en la vida con la práctica mejorarás aún más sus beneficios.

      Tomo nota de tu comentario que como sabes siempre aprecio y me aportan mucho.

      Saludos!

  11. Gracias una vez mas Alberto por las aportaciones de valor que nos suministras.
    Me ha parecido super interesante la técnica de evocar que utilizas en tus lecturas, tanto es así que he empezado aplicar en las mías.
    Si me aceptas una critica constructiva me ha parecido un poco extensa de contenido, por lo demás gran resumen de una lectura muy recomendable desde mi criterio.
    Saludos,

  12. Hola Alberto,
    Me ha gustado mucho tus notas sobre el libro de Paramés. Muy interesante.
    Yo también suelo hacer lo mismo con los libros sobre Productividas, Inversiones o desarrollo personal.
    Y es genial que los compartas con la comunidad.

    Muchas gracias

    Mikel

Responder a Alberto Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *