07/06/2020

El impacto de la crisis del coronavirus en tus finanzas personales

El famoso e improbable black swan ha llegado. Y ha llegado en una forma, como siempre, que nadie era capaz de predecir. El impacto es incierto aunque parece que será uno de los que recordaremos y explicaremos a nuestros nietos.

En pleno shock os cuento rápidamente la situación inicial de mi portfolio.

Simplificando, hace unas pocas semanas tenía junto a mi mujer.

  • Unos 200.000 euros en cash
  • Unos 400.000 euros en renta variable
  • 5 pisos alquilados (3.700 euros de ingresos mensuales de alquiler con una deuda asociada de 595.000 euros (2.500 euros mensuales de hipoteca)
  • Un piso ya pagado donde vivo con mi familia
  • Unos 180.000 euros invertidos en start-ups (como Business Angel y Limited Partner de fondos de VCs) + 100.000 euros comprometidos en fondos de VCs para los próximos 4 años

Y ahora creo que tengo:

  • Unos 200.000 euros en cash (es un tesoro que mantengo con diferentes bancos para tener la seguridad de los 100.000 euros por banco e individuo que el estado otorga – aunque hay 100.000 euros que deberé desembolsar en los próximos 4 años en los fondos de VC que tengo contratados)
  • Unos 250.000 euros en renta variable (la bolsa ha caído más de un 30% – no quiero ni mirarlo 😉 )
  • 5 pisos alquilados (3.700 euros de ingresos mensuales de alquiler con una deuda asociada de 595.000 euros (2.500 euros mensuales de hipoteca) – Los pisos siguen alquilados. Veremos si los inquilinos me pagarán una parte o todo. Las hipotecas nos las seguirán cobrando el banco (a no ser que el estado se invente una ley rara). El valor de los pisos no me preocupa ya que es nuestro plan de jubilación una vez estén pagados en unos 25 años (ahora tenemos casi 39 años). La prioridad será intentar cobrar el máximo de esos alquileres. Aquí espero que ayude la selección de (buenos) inquilinos que creo que hicimos.
  • Un piso pagado donde vivo con mi familia. ( 😉 )
  • Unos 180.000 euros invertidos en start-ups (como Business Angel y Limited Partner de fondos de VCs) + 100.000 comprometidos en fondos de VCs para los próximos 4 años. El valor de esas inversiones seguro que ha bajado y además como es muy ilíquido no espero recuperar nada de esto en los próximos 3 años (estoy en fase inicial de inversión). Además los 100.000 euros comprometidos representa que disminuye mi liquidez en cash a la mitad.

Y tenemos 2 trabajos con una buena antigüedad y que (hasta día de hoy) nos dan unos ingresos mensuales que superan ampliamente nuestras necesidades mensuales.

No tenemos segunda residencia, los colegios no son caros (escuela concertada). Eso sí, nos gusta comer comida sana (invertimos unos 1.500 euros mensuales en comida de verdad – somos 5 en casa).

Nuestros ingresos mensuales son aproximadamente:

  • 12.000 euros de nuestros 2 trabajos
  • 3.700 euros de los alquileres
  • Total: 15.700 euros mensuales

Nuestros gastos mensuales son aproximadamente:

  • 1.500 euros de los 3 coles (más extraescolares y comedor)
  • 2.500 euros de las 5 hipotecas de los pisos en alquiler
  • 700 euros al mes de las comunidades de propietarios, impuestos, y mantenimiento pisos de alquiler
  • Unos 1.500 euros mensuales en comida
  • Unos 1.000 euros en ocio (que obviamente se verán reducidos porque sin salir de casa gastamos menos)
  • Total: 7.200 euros mensuales (por debajo de la mitad de los ingresos mensuales)

El cash flow restante mensual (algo más de 8.000 euros) lo invertimos a través de planes de pensiones y fondos en renta variable (unos 3.000 euros), a través de los fondos de VCs en empresas de nueva creación o alto potencial de crecimiento (unos 2.500 euros mensuales) y el resto en aumentar nuestra posición de caja (2.500 euros mensuales).

Ahora, ¿que puede pasar con nuestros ingresos?

  • Obviamente nos pueden reducir el salario como medida temporal. Conozco casos de amigos míos directivos en los que ya ha ocurrido.
  • También podría pasar que los inquilinos dejaran de pagar parcial o totalmente lo alquileres.
  • Medidas más drásticas incluso podrían ser que o mi mujer o yo fuéramos despedidos (esperamos que no ocurra pero nada es imposible. En ese caso habría que ver que tipo de indemnización obtendríamos).

Y, ¿qué vamos a hacer con nuestras finanzas personales?

En función de los siguientes escenarios haremos lo siguiente:

  • Si no cambian nuestros ingresos mensuales –> seguiremos con el mismo plan de ahora (seguir invirtiendo en renta variable, en empresas de nueva creación y seguir aumentando nuestra posición de caja). A largo plazo, invertir siempre sin hacer market timing es una estrategia ganadora. La bolsa puede bajar mucho más o rebotar. No sé lo que hará ni me preocupa mucho la verdad ya que la caja de renta variable la dedico a inversiones a muy largo plazo.
  • Si nuestros ingresos mensuales bajan pero seguimos generando más al mes de lo que gastamos –> seguiremos con el mismo plan pero bajaremos las partidas proporcionalmente. Es decir bajaremos la inversión en renta variable y en la generación de caja. La inversión en venture capital no nos va a ser posible bajarla ya que se trata de una inversión ya comprometida (no cumplir con el compromiso implicaría penalizaciones importantes).
  • Si nuestros ingresos mensuales bajan y gastamos más al mes de lo que ingresamos –> en este hipotético caso dejaríamos de invertir en renta variable y obviamente no generaríamos caja mensualmente. Obviamente buscaríamos reaccionar a la situación lo más rápidamente posible (buscar trabajo si hemos sido despedidos o renegociar los alquileres si han habido impagos) para usar la mínima caja necesaria que tenemos precisamente para estas situaciones de emergencia. La venta de la renta variable sería la última de las soluciones. Una parte de ella la tenemos en planes de pensiones y por tanto es muy ilíquida (solo en casos excepcionales es posible sacar el dinero) y la otra parte está invertida a largo plazo y por ello no entra en nuestros planes vender esas participaciones y menos en una crisis de confianza de mercado.

Soy consciente de que somos unos privilegiados y que después de casi 20 años trabajando hemos podido acumular un patrimonio financiero importante. Como leí en algún libro que no recuerdo, el dinero siempre es sinónimo de preocupación. Los que no tienen porque no tienen y los que tienen algo porque no quieren perderlo. Es necesario no perder la perspectiva en ambos casos y sobretodo aprender de estos momentos.

En estos días de confinamiento nos damos especialmente cuenta que el patrimonio más importante que tenemos es la familia que hemos formado y por ello queremos cuidarla. Y una forma de cuidarla es disponiendo de suficiente tiempo libre para poder dedicarlo a la familia. Ese patrimonio en libertad de tiempo es una de las verdaderas riquezas que realmente contribuye a nuestra felicidad tal como dicen múltiples estudios realizados.

La crisis del 2008 la vivimos sin niños y sin apenas patrimonio. Solo con una hipoteca respecto nuestra vivienda habitual. Ahora es diferente. Tenemos 3 hijos con edades inferiores a los 10 años además de un patrimonio que queremos cuidar sin obsesionarnos porque lo queremos para poder mantener el estilo de vida que nos gusta que básicamente consiste en intentar no añadir a las preocupaciones de la vida muchas más preocupaciones por motivos económicos.

No sé cuál es tu situación personal pero en todo caso creo que en estos momentos tener la foto de tus finanzas personales clara te ayudará mucho.

¿Qué deberías hacer antes de tomar ninguna decisión?

Lo que yo haría ahora.

  1. Saber lo que tienes y lo que debes (como un balance en una empresa). Lo puedes realizar en una hoja de cálculo. Como las de toda la vida.
  2. Saber cuánto ingresas al mes y cuánto gastas al mes (como un cash flow statement en una empresa). Para realizar este ejercicio podrías usar una aplicación como Fintonic por ejemplo.
  3. Una vez sabes donde gastas, entender dónde podrías ahorrar. Qué partidas son recortables en el corto plazo?

Vigila con materializar las pérdidas y ten cuidados con los créditos a corto plazo

Cuando el mundo se derrumba puedes tomar decisiones muy emocionales y que pueden tener un impacto muy grande para ti en el futuro.

Ojo con vender tus inversiones en este momento (renta variable, inmuebles o incluso renta fija) si dispones de caja para más de 1 año.

Ojo también con pedir créditos con un tipo de interés alto para necesidades no básicas. Los famosos créditos al consumo.

Lo que sí creo que es esencial es que aprendas mucho de esta situación porque de alguna forma en el futuro volverá a ocurrir. Ya ha ocurrido en el pasado (quiebra Lehman Brothers, atentado a las torres gemelas…) y volverá a ocurrir en el futuro.

Lo único que no sabemos es cuándo ni de que forma se producirá.

Por ello, analiza tu comportamiento estos últimos años de tanta bonanza en la renta variable, en el sector inmobiliario o incluso en inversiones peligrosas como el bitcoin. Has sido avaricioso y has tomado riesgos innecesarios estos últimos años? Has llegado a esta crisis con muy poca liquidez? Has vivido por encima de tus posibilidades? Volverías a tomar las mismas decisiones o cambiarías la mayoría de ellas?

Estos momentos que la vida nos regala, nos hacen más sabios si nos sabemos escuchar.

Al fin y al cabo, solo se trata de que hoy nos conozcamos un poco más que ayer.

¡Mucho ánimo a tod@s!

Fuente foto: Coronavirus

3 comentario en “El impacto de la crisis del coronavirus en tus finanzas personales

  1. Buenos días .
    Admiro tu tesón y la forma q tuvisteis d invertir , sobre todo en inmobiliaria tan jóvenes .
    M gustaría saber en q tipo de viviendas os fijáis para invertir , es decir , precio , tamaño , situación , etc .
    He oído comentar a mucha gente q invierte en viviendas con importes de 60, 70 mil € y luego las alquilan a 500, 600€ pero eso no lo veo muy viable ya w por ejemplo en mi entorno por ese precio , incluso hasta de 100 mil € , son viviendas de morralla .
    Q opinas tu? .
    Muchas gracias

    1. Hola Jon!

      Muchas gracias por tu comentario.

      En nuestro caso buscamos viviendas de alrededor de 120K € para alquilarlas en unos 700€ al mes.
      Hay inversores que sin duda pueden alcanzar rentabilidades más altas con las viviendas que comentas de 60K€, 70K€. Pero hay más riesgo y normalmente más trabajo.

      En nuestro caso compramos con un horizonte temporal muy largo (nuestra idea es no vender las viviendas nunca) y por ello buscamos viviendas pequeñas (1 o 2 habitaciones), con ascensor y (idealmente) de menos de 15 años.

      Esta es nuestra fórmula.

      Puedes encontrar mucha más info en este post.

      Un saludo y gracias por seguirme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *