Lo que nos enseña “la ciencia de la felicidad” para ser felices

La búsqueda de la felicidad es algo que todos anhelamos. Pero es curioso cómo en general se ha tratado históricamente con una metodología poco científica.

Y es normal que sea así porque para empezar es muy difícil que nos pongamos de acuerdo en ¿qué significa ser feliz? ¿qué métricas (KPIs) tiene una persona feliz o una infeliz?

Te todas formas después de formarme acerca del tema y de entender cómo diferentes autores lo enfocan desde un punto de vista científico os comparto las notas que he ido tomando mientras absorbía el contenido.

Espero, como siempre, que te ayude:

Hay “cosas” que “queremos” pero que acostumbran a contribuir poco a nuestra felicidad (los famosos “miswantings” en inglés):

  • Muchísimo dinero
  • El trabajo de nuestra vida
  • Un amor de película
  • Tener “muchas cosas” materiales
  • Un cuerpo perfecto

Sin embargo, hay cosas que no parecen tan importantes pero que la ciencia de la felicidad nos demuestra que pesan mucho más en nuestra felicidad!

  • Hacer ejercicio
  • Dormir bien
  • Ser amable
  • Saborear los buenos momentos
  • Buenas Conexiones sociales
  • Meditar o respirar para “desacelerar” y conectar más con nuestro sistema parasimpático
  • Usar nuestras fortalezas (creatividad, liderazgo, curiosidad… las que tú tengas)
  • Tener una mentalidad de aprendizaje vital y de crecimiento cotinuo
  • Y sobretodo ser ricos en “tiempo”

Además, nuestra mente nos engaña frecuentemente (está diseñada para “sobrevivir” no para que seamos felices) en 4 aspectos:

  1. Nuestras más fuertes intuiciones son a menudo erróneas
  2. Nuestra mente no piensa en absoluto piensa en relativo (si tienes menos que tu vecino activas tu envidia a pesar de que tengas más que el 99% de la gente)
  3. Nuestras mentes están construidas para “acostumbrarse” a todo (a lo malo y también a lo bueno)
  4. Además, no somos conscientes del punto anterior y léelo despacio: No nos damos cuenta de que nuestra mente está construida para acostumbrarse a todo.

¿Qué podemos hacer para superar el hecho de que nos acostumbramos a casi todo lo bueno?

  • No inviertas en cosas. Invierte en experiencias.
  • Saborea instantes (café, una conversación, un libro, una película, una obra de arte…)
  • Piensa en visualizaciones negativas (si no tuvieras amigos, si no tuvieras familia, si no…)
  • Piensa en este último como si fuera el último
  • Expresa gratitud (es mágico)
  • Comparte con otros (una película con alguien que quieres a tu lado es mucho mejor; y lo sabes)

Al final hay una frase que me apasiona. Y es la siguiente:

“We must work hard to be happy” (en inglés siempre suena un poco mejor)

Para acabar, te dejo un par de recursos:

(video) Ted Talk: La sorprendente ciencia de la felicidad

Y un muy buen libro:

(libro) Dan Gilbert: Tropezar con la felicidad

¡Trabaja tu felicidad!


Foto: La felicidad acostumbra a ser un proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *